La madera, una apuesta por la sostenibilidad

Es un error pensar que la madera, por venir del árbol, es un material que destroza el medio ambiente. Más bien es todo lo contrario, siempre y cuando sea sacada de bosques gestionados de manera sostenible. La madera es uno de los materiales que más beneficios ofrece tanto al ser humano como al entorno. ¿De qué tipo de beneficios hablamos?

En primer lugar, es un material ecológico. Es un producto natural, que no requiere un proceso industrial excesivo y no genera impactos ambientales significativos de transformación. Además, es menos intensiva en consumo de energía en comparación a otros materiales.

Pero por si esto fuera poco, la madera es reciclable. Sus derivados no requieren de tecnología o procesos industriales sofisticados para su conversión. Asimismo, es biodegradable, ningún producto sacado de la madera contaminará aguas, suelos o atmósfera.

La madera es un material tan saludable que contribuye a reducir el cambio climático. ¿Cómo? a través de ella, se coge el CO2 de la atmósfera, principal causante del efecto invernadero, y lo transforma en oxígeno.

En construcción, se podría decir que es el más sostenible y el más resistente. Se utiliza tanto para interior como para exterior dando como resultado productos y objetos realmente increíbles. Su mantenimiento no es muy costoso y su acabado da imagen de sofisticación y elegancia.

Así que, en definitiva, vivir con madera es todo un auténtico placer ya no sólo por su aporte medioambiental sino a lo saludable que resulta para la persona estar rodeado de cosas de madera. Está comprobado que mejora la calidad de vida. Por lo tanto, todos a  contribuir con “El Árbol es Vida” para obtener más bosques y más madera y así combatir contra el cambio climático.

 

Anuncios