Las condiciones meteorológicas han propiciado un verano con menos incendios

Este es el primer verano, desde hacía mucho tiempo, que se han detectado cifras de incendios muy inferiores. A pesar de que el riesgo siempre está ahí debido a las altas temperaturas durante los meses de julio y agosto y la sequía, este año podemos estar satisfechos.

¿A qué ha sido debido? Las condiciones meteorológicas han propiciado este hecho. Hemos tenido una primavera larga y no han habido olas de calor intensas durante el mes de julio lo que ha sido muy favorable para evitar las llamas.

Si comparamos este verano con el anterior, el número de incendios han sido mucho menores. En el 2012 se contemplaron un total de 12.000 incendios solo durante el verano que arrasaron con 153.000 hectáreas. Este año de momento, se han quemado 80.000 que continua siendo una barbaridad, pero las cifras son más favorables.

¿Qué pretendemos transmitir con esta información? Simplemente que hay consecuencias y acciones que no podemos evitar, como es el caso de los incendios. Sin embargo, podemos reparar los daños plantando árboles y mejorando cada día nuestro entorno. Como ya sabéis, los árboles son vitales para la vida ya que ellos nos proporcionan el oxígeno que necesitamos para respirar así como ambiente propicio para la salud y el bienestar de lo seres vivos.

En definitiva, tenemos que plantar árboles. Ayúdanos a plantar 10 millones de árboles. Tu también puedes colaborar con “El Árbol es Vida”, un Acontecimiento de Excepcional Interés Público.

Anuncios